Los siguientes documentos son solicitudes oficiales hechas por varias asociaciones ciudadanas y vecinales pidiendo la catalogación del Taller de Precisión de Artillería (TPA), un edificio histórico fundado en 1898.

La una es una solicitud realizada por la Asociación de Vecinos de las calles Maudes y Ponzano, en la que piden 'evitar el expolio' de transformar un 'edificio histórico, de reconocido valor técnico y arquitectónico, por un conjunto de viviendas de lujo'. Para ello piden de forma expresa que se suspenda la tramitación de la licencia de demolición del inmueble y se lo catalogue como bien de interés cultural. La solicitud es del 21 de julio de 2015.

En la misma línea, otra solicitud, realizada por la Asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, Ecologistas en Acción y varias organizaciones vecinales, también piden la catalogación del TPA, incluyendo el arbolado centenario de su jardín.

Ambas solicitudes están dirigidas a José Manuel Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid.

En contestación al escrito presentado por los vecinos de Maudes y Ponzano, la administración desestimó las solicitudes alegando que las autoridades pertinentes no consideraban la opción de catalogar el inmueble.

Así, a pesar de que fuentes del Ayuntamiento insistieron que solo fueron presentadas dos alegaciones al plan, esto solo hace referencia al periodo de trámite de información pública del 8 de mayo al 8 de junio de 2015, lo cual excluye las alegaciones aquí publicadas.

El Taller de Precisión y Centro Electrotécnico de Artillería, del distrito de Chamberí, fue fundado por Real Orden el 26 de febrero de 1898. En 1997 el suelo se reclasifica y posteriormente su antiguo propietario, el ministerio de Defensa, vende la propiedad a Domo Gestoras con la intención de desarrollar viviendas de lujo.

La operación urbanística fue heredado por la administración actual del Ayuntamiento de Madrid, quien ha decidido aprobar un plan parcial para reformar la propuesta, abriendo el proceso a debate con los distintos actores. La aprobación de este plan se dio con el voto dividido de Ahora Madrid y el apoyo de Ciudadanos y el PP.

Ver archivos