LA PROTECCIÓN DE LOS ALERTADORES ES FUNDAMENTAL INCLUSO DURANTE LA CRISIS DEL COVID 19

//LA PROTECCIÓN DE LOS ALERTADORES ES FUNDAMENTAL INCLUSO DURANTE LA CRISIS DEL COVID 19

Los pilares de la democracia no deben, bajo ninguna circunstancia, ser sacrificados. Aún menos en un contexto de crisis global como la que estamos viviendo. Crisis que ha superado ya la crisis sanitaria, resaltando las debilidades institucionales, las desigualdades sociales, la ausencia de transparencia política, la negación de nuestra libertad de información.

La Associated Whistleblowing Press y Fíltrala se suman a la iniciativa de FIBGAR, en colaboración con todas las organizaciones del proyecto EAT (Expanding Anonymous Tipping), que han impulsado un documento llamando a todas las autoridades e instituciones públicas a proteger a quienes alerten o expongan los daños, abusos y faltas graves que se produzcan durante este período de crisis causado por la pandemia COVID-19 a nivel global.

Los ciudadanos y trabajadores deben participar en garantizar que nuestros gobiernos, instituciones corporativas y mercados sigan siendo responsables, y para defender los derechos humanos y las libertades de todas las personas.

Como organizaciones civiles, tenemos la responsabilidad de generar herramientas poder alertar de manera segura. Pero, ante todo, son las instituciones públicas las que tienen que responder frente a la responsabilidad democrática protegiendo a cualquiera que, mediante su voz o su pluma, participe en el desarrollo de una sociedad más justa.

Es por ello que la AWP y Fíltrala se suman a las cincuenta organizaciones en más de 20 países en todo el mundo que hemos firmado el comunicado “Coalition to make whistleblowing safe during COVID-19 and beyond”, para recordar a todas la autoridades e instituciones públicas que tienen el deber de protegernos. Hoy, mañana y siempre. Seguimos.

AQUÍ puedes descargar el comunicado en CASTELLANO

AQUÍ puedes descargar el comunicado en INGLÉS

 

2020-04-06T17:30:53+00:00 6 abril, 2020|