La información presentada en esta publicación contiene el protocolo de actuación para personal sanitario en materia de atención a pacientes contaminados por el Ébola de la Junta de Andalucía, así como un cuestionario a ser respondido por ellos tras la formación. En un comunicado detallado, incluido en la filtración, la fuente del material ha querido denunciar de forma anónima que la formación recibida duró alrededor de 20 minutos y fue impartida con Powerpoint y fotocopias por personal dependiente del ámbito de seguridad de riesgos laborales de la Junta de Andalucía, es decir, no por expertos en materia vírica, contagio de enfermedades letales o doctores y biólogos experimentados. Además, sostiene que el personal sanitario no ha contado en ningún momento con acceso a los materiales de contención de la enfermedad (trajes, guantes, botas, etc.) que se muestran en los gráficos, por lo que no han podido tener un acercamiento práctico a los procedimientos. También denuncia que después de esta formación se les presentó un cuestionario tipo test, que serviría de estadística para personal sanitario formado en Andalucía. Por todo esto, el comunicado sostiene de forma clara que el personal sanitario no se siente ni está adecuadamente preparado para hacer frente a una situación tan compleja como la actual.

Ver archivos